#URBANAS, una exposición colectiva en la que tres artistas plantean la idea del viaje como concepto aplicable a  la propia vida; el viaje como cambio de ubicación física, psíquica o virtual. El viaje a través de los sueños y las huellas que dejamos sobre las sábanas, el viaje como empuje a salir de la zona de confort , camino iniciático que nos ayuda a un mayor conocimiento de nosotros mismos, mirándonos en el espejo de quiénes somos en un lugar desconocido.

En esta exposición también se reflexiona sobre el hecho de viajar como antaño, sin teléfonos móviles; recordando que nada ocurre si no damos cuenta de ello en las redes sociales.

Hablar de la nostalgia de aquel viaje, nos recuerda que sólo había teléfonos para avisar  de  las cosas importantes de verdad y nos acerca a aquellas postales y cartas que viajaban  para ser guardadas como muestra de cariño y como recuerdo en una caja de cartón.

Hoy, el viaje con la idea exclusiva de perderse parece haber desaparecido completamente, debido a que ha nacido un “compañero paralelo” que es el viaje virtual, que junto con el “selfie”, se empeña en testificar que “estoy aquí y ahora” a una comunidad, muchas veces ficticia.

¿Es realmente hoy nuestro interés otro?
Entonces, ¿el viaje ya no consiste sólo en liberarnos?
Es posible que, ¿sin dar testimonio no haya viaje?

Como  punto de partida, una reflexión sobre el libro “Teoría del viaje” de Michel Onfray quien convierte el viajar, en un estimulante tema de reflexión. Además de ser una invitación a soltar amarras, este libro tiene el poder de prolongar la emoción y el sabor del viaje a través de la filosofía y la literatura, de la historia y la mitología.

Deseo de partir, preparativos sumidos en lecturas, elección del medio, entusiasmo y sorpresa a la llegada, despertar de los cinco sentidos durante la estancia, toma de notas y fotografías, regreso a casa, elaboración del recuerdo… todas las etapas cobran en este libro una dimensión filosófica… es una declaración de guerra a nuestra tendencia a cuadricular y cronometrar nuestra existencias, y una brillante hoja de ruta para quienes quieran sentirse viajeros y no turistas.

Esta muestra está formada por 10 piezas que van desde la fotografía a la instalación. Se podrán ver en el Centro Sociocultural El Soto de Móstoles del 7 al 28 de abril. Más información sobre el evento, aquí.